La diversidad impulsa el éxito. Este es un hecho que demuestran todos los días las mujeres que triunfan en puestos no tradicionales en el equipo del Canal de Panamá.

El trabajo que realizan podrá ser un camino poco tradicional en un área dominada por hombres, sin embargo, las mujeres de este equipo saben que cambiar la industria marítima requiere mujeres que estén dispuestas a ser el cambio.

Crear oportunidades para que las mujeres puedan desenvolverse en puestos no tradicionales ha sido un gran triunfo para el equipo Canal de Panamá, demostrando así que grandes cargos en la industria pueden ser liderados exitosamente por una mujer. 

Ejemplo de mujeres que triunfan en puestos no tradicionales
Ejemplo de mujeres que triunfan en puestos no tradicionales

El  Red Shoe Movement charló con dos de las mujeres que triunfan en puestos no tradicionales en el equipo del Canal de Panamá. Quetzaliris Valenzuela Guerra es Reparadora de Equipo Eléctrico en la División de Energía, prestando apoyo a distintos equipos dentro del Canal de Panamá y reparando motores y generadores. Alexsandra Thays Aparicio Alvarez se desempeña como Aceitera de Planta Flotante, y se encarga de revisar el equipo y reportar anomalías y problemas de seguridad.

Conoce a las mujeres que triunfan en puestos no tradicionales 

RED SHOE MOVEMENT – Cuéntanos un poco más sobre el papel que desarrollas dentro del equipo del Canal de Panamá. 

QUETZALIRIS VALENZUELA GUERRA – Yo trabajo para la División de Energía, mi puesto permanente es de Reparador de Equipo Eléctrico. Ahora además estoy en una asignación temporal como Especialista en Equipo Eléctrico y doy el apoyo a la división en las compras de los equipos de la sección de Bajo Voltaje, Taller de embobinado y Taller de Metrología. Como reparadora, reparo motores eléctricos, generadores y equipo eléctrico de toda la ACP.

ALEKSANDRA APARICIO – Soy ingeniera en maquinaria naval y desempeño el papel de Aceitero de Planta Flotante, el cual tiene la responsabilidad de hacer guardia de seguridad, lubricar, limpiar, inspeccionar y reportar anomalías en equipos. Además de apoyar al ingeniero de turno y al equipo de cubierta en cualquier remolcador del Canal de Panamá.

RSM – ¿Dónde nació el interés por estudiar ingeniería? ¿Qué oportunidades de desarrollo dentro del equipo del Canal de Panamá llamaron tu atención?

QVG – El interés por estudiar la carrera de ingeniería eléctrica y electrónica nació por el gusto por las materias tecnológicas para la cual siempre mostré cierta inclinación. Sobre todo, a las materias relacionadas a ciencia, ingeniería y computación. Cualquier campo me resulta fascinante, la parte de la electricidad y la electrónica es la base para muchos adelantos tecnológicos los cuales están en constante cambio y desarrollo e impulsa mucho el crecimiento y el desarrollo de cualquier país.

Otro gran ejemplo de mujeres que triunfan en puestos no tradicionales
Otro gran ejemplo de mujeres que triunfan en puestos no tradicionales

RSM – ¿Qué medidas crees que sean necesarias para garantizar la seguridad laboral de mujeres en puestos no tradicionales?

AA – La igualdad de género garantiza un crecimiento exponencial en las empresas y contratar mujeres es esencial para las organizaciones. Al empoderar a mujeres en estos puestos y creer en su capacidad para lograr trabajos no tradicionales, se amplía y mejora los objetivos laborales y sus diferentes funciones. Capacitar y formar mujeres es preciso para facilitar la seguridad laboral en el sector. Esta seguridad laboral crea redes profesionales y mejora el equilibrio de género en el sector.

RSM – ¿Qué se puede hacer para atraer a más mujeres hacia carreras y puestos no tradicionales en ingeniería y más allá?

QVG – Hay que dar prioridad a la educación de niñas y niños sobre conceptos de igualdad e inclusión. Programas como Red Shoe Movement son la plataforma ideal para mostrar al mundo que sí se puede. Que una mujer puede lograr lo que se proponga y desarrollarse en cualquier campo, sin importar si es un campo que está liderado en su mayoría por hombres. Esto motiva a otras mujeres a atreverse a romper paradigmas. En mi caso, logré ser la primera mujer Reparador de Equipo Eléctrico en el Taller de Embobinado del Canal de Panamá. Espero contribuir a abrirle el camino a otras mujeres y hasta hombres que piensan que no lo pueden hacer, que es difícil. Si yo pude otras mujeres también pueden. 

RSM – ¿Qué has aprendido sobre manejar situaciones en la que eres la única mujer en una sala o en un equipo? ¿Qué fuerzas personales has descubierto desarrollándote en un trabajo no tradicional para mujeres? 

AA – Para manejar situaciones con un equipo de trabajo varonil lo importante debe ser el respeto y la comunicación. El respeto hacia mis compañeros, sus opiniones y sugerencias para poder emitir mis opiniones e ideas asertivamente. Las fortalezas personales que he desarrollado al trabajar con hombres son: Confiar en mí misma siempre, con seguridad, y a liderar sin enfocarme en cuestiones de género. También he aprendido empatía para los compañeros, a no tomarme nada personal y a no compararme con ningún hombre. A prepararme y capacitarme, y a recordar que ser mujer es mi fuerza.

Otro gran ejemplo de mujeres que triunfan en puestos no tradicionales
Otro gran ejemplo de mujeres que triunfan en puestos no tradicionales

RSM – ¿Cuáles son algunos de los retos a los que te has enfrentado como una mujer en un trabajo tradicionalmente dominado por hombres? ¿Cómo crees que estos puestos pueden beneficiarse de una mayor diversidad? 

AA – Se me ha invisibilizado o no se me toma en cuenta en el trabajo. Se me ha acusado de vulnerable o de no poder hacer trabajos de fuerza. Además, me han dicho que no puedo ser líder de un grupo de hombres. Ha habido rumores laborales y personales y, tiempo atrás, acoso laboral y sexual. Pero creo que los puestos que no están tradicionalmente ocupados por mujeres podrían beneficiarse de creer e invertir en la capacidad y conocimiento de la mujer, ya que se podrían encontrar una cantidad de talentos para impulsar el sector. Las mujeres tenemos una gran capacidad para moldearnos a los entornos creando ambientes laborales más unidos, somos lideres, administradoras y gestoras innatas.

QVG – Uno de estos retos es la confianza en mí misma, darme cuenta de que lo puedo hacer y eso aplica para todo no solo para el trabajo. Es parte de la vida enfrentar retos y vencer el miedo y la incertidumbre. Otro reto es la información recibida desde las escuelas primarias y hasta la vida adulta, es limitada, todo está dirigido al género masculino. Las mujeres por naturaleza contamos con habilidades blandas. En ocasiones vemos los problemas desde otra óptica o perspectiva, podemos diversificar en la manera en que resolvemos problemas, aportamos esa diversidad que puede hacer la diferencia en la toma de decisiones. Desde luego el ver a otras mujeres en puestos no tradicionales y darlas a conocer al mundo impulsa y motiva a otras mujeres a desarrollarse en el campo que ellas les gusta y para lo que son buenas.

Recent Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Type Words and Hit Enter...

Elevating Women, Transforming Organizations. The Red Shoe Movement – Pioneers in championing gender equity and inclusive leadership development.

Contact Us
info@66.94.106.212 +1-914-487-3796